¿Por qué Perú?

Agua y Cambio Climático

A pesar de poseer la mayor disponibilidad per cápita de agua en América Latina, Perú presenta el mayor estrés hídrico de la región  debido a que la mayoría de la población vive lejos del agua dulce disponible, separada por obstáculos difíciles de sortear, como los Andes. La cuenca del Pacífico, por ejemplo, representa el 22% del territorio, aloja al 70% de la población y cuenta únicamente con el 2% del agua disponible del país.

Durante los últimos años en el Perú, se ha producido un aumento en la frecuencia de los fenómenos meteorológicos vinculados al cambio climático, que se ve agravada por las malas prácticas de gestión de los recursos naturales, así como por la existencia de dinámicas de desarrollo que no siempre consideran elementos de sostenibilidad. El uso insostenible del recurso hídrico está generando conflictos en el abastecimiento de agua potable.

Entre 2003 y 2010 el número de personas afectadas por los deslizamientos de tierra se multiplicó por diez, de 2.200 a 22.000. Además de las pérdidas de vidas humanas, hay pérdidas económicas que limitan drásticamente el desarrollo del país. Entre los años 2000 y 2004, ocurrieron casi 7.000 desastres naturales que destruyeron más de 40.000 casas y dañaron 188.000 hectáreas de tierras de cultivo. Estos desastres costaron al Estado casi 400 millones de dólares anuales.

Por otra parte, el 71 % de los glaciares tropicales del mundo se encuentran en Perú. El cambio climático está causando un retroceso visible de la cobertura de los glaciares, del 22% en los últimos 35 años. Los glaciares juegan un papel importante en el suministro de los ríos que apoyan el desarrollo económico en la costa y las montañas del país, así como en  los procesos ecológicos que afectan a la cuenca amazónica.

El derretimiento progresivo de los glaciares peruanos agrava sustancialmente el problema de la escasez de agua.

Otras razones

Agregado a lo anterior, entre las razones por las que se escogió al Perú para realizar la iniciativa piloto se encuentran las siguientes:

  • Existe un vínculo sólido entre GWP y la Autoridad Nacional del Agua del Perú (miembro de GWP) y el Agua es un tema prioritario de agenda para el actual gobierno.
  • El gobierno peruano es parte activa de la Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático (UNFCCC, siglas en inglés). Con el apoyo del GEF y el PNUD, el Ministerio del Ambiente del Perú (también miembro de GWP), desarrolló la segunda comunicación del Perú a la UNFCCC, que representa un punto de partida para diseñar un programa de adaptación al Cambio Climático en el país.
  • La Asociación Nacional para el Agua de GWP en el Perú tiene una composición sólida que, además de incluir organizaciones de gobierno como la ANA y el  Ministerio del Ambiente, incluye representantes de diversos sectores como universidades, ONGs y el sector privado, entre otros.

Vuelta a PACyD